5 herramientas para trabajar remoto en tiempos de COVID-19

No es novedad que el trabajo remoto es un tópico que se encuentra en auge desde hace ya cierto tiempo, pero con la llegada del COVID-19, la cuestión se intensificó.

Empresas que nunca se lo hubiesen planteado hoy tienen la necesidad de adoptar una modalidad remota, para que el personal no deje de trabajar, y para que sus respectivas actividades no dejen de operar.

Cultura IT es una empresa con experiencia en trabajo remoto desde hace 10 años, y no quisimos dejar pasar la oportunidad de aportar nuestro grano de arena considerando la situación.

Estas son 5 herramientas ideales para trabajar de forma remota, cubriendo necesidades básicas del día a día y que, puntualmente, tienen una curva de aprendizaje relativamente simple.

1) Slack, para reemplazar a la oficina

Es evidente que adoptando una modalidad remota el equipo pasará a operar desde cualquier parte del mundo. Slack no viene a reemplazar a la oficina desde un punto de vista físico, sino desde un punto de vista humano y comunicacional.

Entre muchas ventajas y desventajas de una oficina, una ventaja tiene que ver con la espontaneidad del cara a cara, y es algo que trabajando de forma remota se transforma en un desafío.

Aquí es donde Slack entra en juego.

Slack nos permite chatear con nuestro equipo, brindando algunas ventajas en particular por sobre otras herramientas, como WhatsApp:

  • Adoptar una herramienta que se relacione 100% con el trabajo, y no se mezcle con la vida cotidiana (como el WhatsApp)
  • Crear un gran grupo de personas, con distintos canales o “grupos de chat”, permitiendonos hablarle a una persona de forma invidual, o hablarle a todos al mismo tiempo.
  • En relación al punto anterior, Slack nos permite crear canales según lo necesitemos. Por ejemplo, podríamos crear un canal para el equipo de desarrollo, otro únicamente para el equipo de front end, otro para el equipo de UX, otro para ventas, y así sucesivamente.

Slack cuenta con aplicaciones tanto desktop como mobile, y es una herramienta muy fácil no solo de implementar, sino de añadir al día a día de la empresa.

2) Zoom, para vernos las caras

Algo que va a ser muy necesario al momento de comenzar a trabajar de forma remota son las reuniones.

Entre un océano de alternativas para tener reuniones virtuales, hay un jugador clave que es muy efectivo al momento de tener una call o llamado, y es Zoom.

Zoom es una aplicación desktop y mobile que, al igual que Skype, Hangouts, WhatsApp, entre otras, nos permitirá tener una videollamada.

Lo que destacada a Zoom es su performance y la cantidad de features que tiene, que harán de nuestras reuniones más fructíferas.

Zoom nos permitirá tener una call con muchas personas en una misma sala (hasta 100), funcionando muy bien para verse las caras entre todo el equipo al momento de hablar, y destacándose por el buen funcionamiento de herramientas como compartir pantalla, dibujar/tomar notas por encima de la pantalla compartida, chatear de forma grupal, chatear de forma privada, entre otras.

Si bien Zoom es una herramienta muy buena, es importante destacar que es paga (aunque la versión gratuita puede servir también). En caso de tener la necesidad de ir por herramientas gratuitas, Hangouts/Google Meet puede funcionar relativamente bien tambien, especialmente si el equipo utiliza G Suite.

3) Dropbox & Dropbox Paper para reemplazar los discos externos, pendrives y papeles escritos a mano

No hay mucho por explicar en este punto, Dropbox es un espacio de almacenamiento en la nube que funciona excelentemente bien para equipos de trabajo.

Te permitirá instalarlo de forma local e interactuar con las carpetas y archivos como si fuesen uno más de tu computadora.

Al momento de terminar un proyecto, Dropbox te permite dejar de sincronizar una carpeta en particular, y la misma ya no ocupará espacio local.

Sumado a esto, la herramienta cuenta con un producto interno llamado Paper, que es un pequeño competidor de Google Docs.

Paper nos permitirá crear documentos en la nube con todo tipo de contenido, ya sea texto plano, texto formateado, celdas/casilleros, imágenes, enlaces, citas, entre otras cosas.

Al igual que Zoom, Dropbox es un producto premium. Alternativas como Google Drive pueden funcionar perfectamente bien, especialmente si el equipo opera con G Suite, dándole al equipo una cuota mínima de almacenamiento por persona, y teniendo la posibilidad de expandirlo.

4) Loom, para explicarnos ciertas cosas, y vernos las caras aún más

Loom es una herramienta simple, pero extremadamente útil. Se trata de una extensión de Google Chrome que te permitirá grabar un video capturando tu pantalla, con un thumbnail de un video de la cámara frontal de tu computadora (para que aparezcas en el cuadro).

Al terminar de grabar un video, Loom lo sube automáticamente a la nube y te genera un link para que lo compartas con alguien.

¿Qué significa esto? Que si alguien tiene la necesidad de grabar un video de unos 3 minutos, el proceso completo utilizando Loom durará unos 4, nada más.

Al igual que gran parte de las herramientas de hoy en día, Loom almacena su contenido en la nube. Por lo tanto, tendremos la posibilidad de documentar nuestros videos en un mismo lugar, y no perderlos nunca.

5) Asana, para gestionar las tareas y proyectos del equipo

Dejamos el punto más difícil para el final, ya que hay muchas herramientas que te permitirán gestionar este tipo de cosas.

Asana es una de ellas. Funcionando en la web, y contando con una aplicación mobile, Asana te permitirá gestionar todas las tareas de tu equipo, contando con la posibilidad de asignar las mismas a cada persona en particular.

Sumado a eso, con Asana tendremos la posibilidad de crear un proyecto en sí, y organizar todo tipo de tareas 100% comunes a ese proyecto.

Ciertos miembros del equipo pueden formar parte de un proyecto, pero no necesariamente de todos los proyectos existentes de la empresa.

Si bien Asana es una herramienta que funciona muy bien, no queremos dejar de mencionar a otras herramientas que cumplen la función igual de bien, como Trello, Jira (especialmente para equipos de desarrollo), Notion, Produck (hecho en Argentina), y Airtable.

Un pequeño listado de herramientas, para poder empezar

Y eso es lo que muchas empresas están necesitando en tiempos como este, lanzarse al mundo del trabajo remoto y no cortar con sus operaciones.

Como hemos comentado previamente, trabajamos de forma remota desde hace 10 años.

Considerando que esta situación pueda generar cuellos de botella para otras iniciativas, podemos ayudar a tu empresa en la parte de desarrollo, mantenimiento y actualización de aplicaciones.

Si nos olvidamos de algún producto clave para poder trabajar de forma remota, no dejes de escribirnos a asimon@culturait.com.ar